Archivo de la etiqueta: FIDE

Analizando los datos FIDE: hombres, mujeres y abandonos

ChessBase está publicando una serie de artículos dedicados al análisis de los datos de la FIDEno, no es una colaboración con el programa SETI@Home. Resulta cuando menos curioso porque no hace mucho cacharreando en el manejo de un software estadístico yo me dediqué a hacer lo mismo con los contenidos de la lista Elo FIDE de junio de 2013. La pereza bloguera hizo que la entrada prevista se quedara en eterno borrador, pero aprovechando la coyuntura es un buen momento para publicarla aunque sea semiterminada. Lo que viene a continuación es la entrada tal cual quedó en borrador con unas pequeñas modificaciones, concretamente se ha eliminado lo más básico (y que se corresponde con lo publicado por ChessBase ;-)) y me he centrado en tres gráficos que nos muestran la actividad por edad y sexo. Creo que pueden resultar interesantes. — ¿Cuántos hombres y mujeres juegan al ajedrez? ¿Cuál es su distribución por edades? ¿Sabemos algo sobre cuando empiezan a jugar, permanencia, abandono, etc? ¡Deberíamos! Y seguro que todos somos capaces de dar una respuesta sobre ello observando nuestro entorno. Pero tampoco viene mal, de vez en cuando, consultar los datos oficiales, aquellos que obran en poder de la FIDE. Esa misma FIDE cuyo presidente quiere lograr mil millones de jugadores para que el ajedrez sea una actividad económicamente rentable. ¿Pero sabemos lo que tenemos entre manos hasta ahora? Ahora que se ha puesto tan de moda algo que siempre se debió hacer, contrastar los datos antes de hablar, es un buen momento para empezar. Así que vamos a la web de la FIDE donde los únicos datos detallados que podemos encontrar sobre el número de jugadores activos están en la lista de elo FIDE. Como todos sabemos, la lista de elo FIDE no se compone sólo de jugadores federados, ni todos los jugadores federados están en ella, pero dado que el nivel para disponer de elo FIDE es cada vez menor, que se computan los jugadores sin elo FIDE pero cuyas federaciones aportan datos a fin de que puedan obtenerlo, y de que en la lista figura el parámetro “activo/inactivo”, creo que nos puede servir. La lista, para su análisis estadístico, está disponible en formato texto tabulado y XML. En mi caso he trabajado con los datos de Junio de 2013 disponibles el día 13 de dicho mes. Sin querer quitarle el mérito al responsable de facilitarla en esos formatos, supongo que por su utilidad para integrar en diverso software de gestión de torneos y bases de datos, tengo que hacer dos comentarios iniciales:

  • Los datos están un poco “sucios”, nada que un poco de trabajo con Open Refine no pueda resolver. Encontrarse con que el campo de Federación con tres simples caracteres se encuentra precedido de 34 espacios en blanco y otros 3 posteriormente, o que alguna de las iniciales del nombre del jugador se cuela en este campo por problemas en la tabulación del fichero, no ayuda.
  • Más del 10% de los jugadores listados figuran sin fecha de nacimiento. A ver Kirsan, cuando tus amigos alienígenas lleguen ¿cómo van a diferenciar a los tiernos lechoncillos de los correosos maduritos? ¿De verdad en la FIDE no conocéis cual es la fecha de nacimiento de más del 10% de los jugadores registrados?

Más allá de las nacionalidades, títulos y número de fichas (NOTA: como he dicho, eso está muy bien analizado en ChessBase) lo más interesante es examinar la actividad de hombres y mujeres por edades. Para ello tenemos tres gráficos a continuación: hombres y mujeres activos e inactivos totales, en todos los casos por edades. BdayH BdayM BdayIPrimer hecho significativo. Observemos la curva de hombres y mujeres. Tienen distinta forma. Ambas parten de un nivel que asciende rápidamente hasta su máximo (se corresponde más o menos con la gente que actualmente tiene 15 años) y luego empieza a decaer. En el caso femenino el decaimiento es muy rápido y parece mostrarnos que las mujeres que cuando llegamos a los 23-25 años de edad el nivel de abandono ha llegado al máximo y a partir de ahí se mantiene la presencia femenina en niveles casi constantes. Por el contrario, en hombres tenemos una caída algo más lenta, pero tenemos una forma de la curva distinta: sobre los 25-30 años de edad se produce un repunte y la curva vuelve a ascender, parece que sobre ese nivel de edd se recuperara gente para el ajedrez activo, y a partir de ahí, tras alcanzar un nuevo máximo, volvemos a encontrarnos con un decaímiento prácticamente constante (casi casi “vegetativo”). El gráfico de jugadores inactivos muestra una doble curva muy similar a la masculina, nada raro porque la inmensa mayoría de fichas FIDE son masculinar, pero que creo que nos indica que ese repunte se debe no a que entran nuevos jugadores sino simplemente a que vuelven parte de los que lo dejaron en edades más tempranas. Evidentemente, el análisis es muy muy básico y el rigor estadístico está cogido con pinzas, a mí ya se me ocurren una serie de reservas que se podrían plantear empezando por la idoneidad de realizar un análisis dinámico en base a datos únicamente estáticos (una sóla lista FIDE). A pesar de estas limitaciones y de lo rudimentario del análisis, creo que el dedo está señalando a un aspecto de la actividad del ajedrez en el que hay mucho por hacer: entradas de nuevos jugadores, abandonos, factores de edad y sexo y recuperación de jugadores. Hecho de menos este tipo de prácticas analíticas en los entes federativos que en muchas ocasiones se limitan a repetir memes y clichés por todos conocidos (cantera, tramos, internet, etc) sin contrastar datos. Sin duda hay muchas más preguntas que podrían tratar de responderse con los datos disponibles. Para aventureros que no quieran pegarse de nuevo con el pulido de la lista, dejo para su descarga los ficheros, en texto (separación de columnas “;”)  para ser importados con cualquier programa, y directamente en fichero de datos para el programa R. No dejéis de contar en los comentarios vuestras impresiones, tanto sbre lo que acabáis de leer como sobre lo que podáis deducir de los datos si os aventuráis. Los tuiteros podríais emplear el hashtag #FIDEdata para localizar mejor vuestros comentarios.

El Informe AGON: 605 millones de jugadores en todo el mundo

A mediados de este año la empresa AGON liberó un informe que situaba el número de jugadores de ajedrez en al menos 605 millones de personas en todo el mundo. AGON es una empresa propiedad del norteamericano Andrew Paulson, que desde septiembre de 2012 es la tenedora de los derechos de explotación del ciclo por el campeonato del mundo de la FIDE para los próximos 11 años. Su objetivo es explotar comercialmente este ciclo y otros torneos basándose en la popularidad del juego y su buena imagen general; a principios de este mes e periódico británico Daily Mail se preguntaba si Andrew Paulson podría hacer por el ajedrez lo mismo que Bernie Ecclestone ha hecho por la Fórmula 1. AGON explota también otros torneos, como el London Chess Classic, actualmente en juego.

La base de la estrategia de AGON parece estar en la cifra mágica de los 605 millones de jugadores, en la línea de los mil millones de jugadores deseados por el presidente de la FIDE, cifra de la que ya hablamos en esta web hace pocos meses. El argumento básico es que si existe una masa crítica suficiente de conocedores del juego, se les puede vender un producto atractivo convenientemente empaquetado y promocionado. ¿Pero qué hay de cierto en esa cifra de 605 millones? Entremos un poco más en detalle en ella.

El cálculo es fruto del trabajo de la empresa demoscópica YouGov. No emplea trabajo de campo, sino que se basa en un panel de individuos que acceden a recibir y responder encuestas por Internet a cambio de una recompensa. En consecuencia, sus costes se rebajan sustancialmente sobre el clásico estudio de cuestionario conducido por un encuestador y puede generar muestras masivas. Como en todo estudio estadístico, la fiabilidad vendrá de considerar a esa muestra como representativa de la población. Personalmente, y por mi experiencia con el trabajo con bases de datos masivas, en la mayor parte de los estudios debería ser preferible el control de la muestra por el equipo investigador sobre el tamaño de ésta; ignoro el control de YouGov sobre su panel muestral pero habrá que suponer que el trabajo se realiza de manera profesional y que un panel masivo de personas que responden encuestas por Internet es representativo de la población general. En concreto, en EE.UU. y Reino Unido YouGOv cuenta con paneles de 1.000.000 y de 350.000 individuos respectivamente, no a todos les fue enviado el cuestionario sino sólo a una fracción (no se especifica), y la tasa de respuesta habitual en este tipo de estudios es del 35-50%. Además de los países citados, también se realizó el estudio en Rusia, Alemania e India.

Según los resultados un 70% de los encuestados habían jugado al ajedrez alguna vez en su vida (aunque fuera en el colegio), y recordaban el juego con admiración aunque ya no lo practicaran; esta proporción se mantenía estable en todos los países del estudio. Un porcentaje del 12% de los encuestados en el Reino Unido jugaban actualmente al ajedrez (al menos una vez en el último año), 15% en EE.UU., 23% en Alemania, 43% en Rusia y 70% en India. En el caso de los indios, el porcentaje se corresponde con el segmento de la población considerado ABC1 en estudios de marketing, es decir, clase social media-alta y superiores, así que no parece que el estudio pueda concluir que el ajedrez es un deporte de pobres. Más de la mitad de estos jugadores habituales de los cinco países del estudio pertenecen al segmento de edad entre 18 y 34 años (no se especifica sexo ¿hombres principalmente?).

Respecto a las características que identificaban con el ajedrez, tanto aquellos que declaraban ser jugadores como aquellos que no identificaban el ajedrez en mayor grado que otros juegos o deportes con atributos como inteligencia, sofisticación, estrategia, perfección y complejidad, algo que en términos de marketing se enuncia como “el ajedrez es de pensadores y triunfadores”. Además, los jugadores de ajedrez parece que se difenciaban sustancialmente de aquellos que no jugaban y eran consumidores de medios escritos -especializados y generalistas- entre 2,5 y 5 veces más.

Respecto al nivel socioeconómico, y a pesar de que debido a sus escasas barreras de entrada el juego se practica en todo el espectro socieconómico, el 78% de los jugadores en EE.UU. tenían estudios universitarios, el 21% de los jugadores pertenecían a hogares con renta superior a los 120.000 dólares (recordemos, jugador se corresponde con aquel individuo que en el último año ha jugado al menos una partida, aunque sea por Internet). La probabilidad de que un jugador gastara en un bien de lujo (coches, joyas, relojes, alcohol de marca, compras on-line) era entre un 40-100% superior a un no jugador; con estos datos sin duda el jugador de ajedrez resulta ser bastante consumista.

En resumen, para AGON existe un segmento de población que tiene interés en el ajedrez, no necesariamente en jugar pero sí en sentirse identificado, y con un poder adquisitivo considerable. Uniendo dinero con deseos, AGON quiere explotar publicitariamente los grandes eventos del ajedrez mundial. E indirectamente, ha facilitado los mercados objetivo: EE.UU., UK, Alemania, Rusia e India, y todos aquellos que se puedan considerar análogos. Por medio de esta analogía es por lo que parece que se llega a la cifra de 605 millones, aunque me plantea dudas si se llega a ella en base a la población mundial o en base a países análogos (total de la Unión Européa, Canadá … China). En cualquier caso, es el dinero de AGON y supongo que no tienen interés en mentirse a sí mismos. Claramente, para cumplir sus objetivos necesitan sacar los grandes eventos de ajedrez del Caúcaso y llevarlos a países de mayor poder adquisitivo, nadie se va a sentir identificado con una actividad que se lleva a cabo en esas zonas geográficas, no al menos en los términos en que ese informe enuncia. Porque no lo olvidemos, todas estas cifras no hablan realmente de como desarrollar el ajedrez: hablan de cómo ganar dinero con la explotación comercial del ajedrez (aunque ambas cosas pudieran ir de la mano).

Fuentes:

 

Ajedrez B

Alexandra Kosteniuk

Open letter by Co-Chair for Commission for Women’s Chess, Alexandra Kosteniuk

6. Increasing Women’s Prizes in Open Tournaments.

At the moment the difference between the top prize and the top women who play in the same strong open tournament is significant, making it not at all interesting for the strongest women to play in large open tournaments. For example top men’s prize in an open could be $4000, but top woman in the open $200, which is not reasonable if there are several men GM playing, it becomes totally uninteresting for women to play or even costly since they often have to pay for they travel, hotel and sometimes trainer. This is detrimental to the progress of women’s chess as women miss out on opportunities to play strong opens with men. FIDE could require for all FIDE rated tournaments to have a prize for the first woman to be no less than 30% (for example) of the top prize, this way with time it is sure that more women would participate in open tournaments, which would increase their levels.

O lo que es lo mismo, que como las mujeres no saben jugar al ajedrez (Aronian, 2008) propongamos crear un ajedrez de nivel B en el que les garanticemos un cierto nivel de premios para que las pobrecitas puedan dedicarse a mover madera creyendo que sí saben jugar.

Lo extraño de la propuesta no es que venga de una campeona del mundo de ajedrez B, designada además por el ínclito kalmikio como portavoz de la Comisión de Ajedrez Femenino de la FIDE, ni siquiera de una de las modelo de aquella estrafalaria idea del uniforme FIDE allá por 2001. No, lo extraño es que caiga en la falacia de “For example top men’s prize in an open could be …” (1). A ver, Alejandra, esto es como si yo digo que estoy discriminado en el ajedrez porque es injusto que en los torneos haya una categoría de premios de varios ceros para los Anand, Kramnik o Topalov y claro, yo sólo puedo ganar el premio sub-2000 de 30€. Así que como no me creen ahora mismo la categoría sub-2000, asturiano, García y con correo damanegra.com pues como que casi que no juego torneos y le echo la culpa al absurdo sistema de la FIDE que sistemáticamente nos discrimina a todos los que no somos GM top-10.

¿¿¿Por qué no aprender a jugar si se quiere vivir del ajedrez???


(1) Por si alguien no se ha dado cuenta, los premios en los torneos de ajedrez son en categoría mixta. Luego ya, adicionalmente, puede haber categoría femenina.

Error procedimental

Dícese del que se produce cuando se tiene que buscar una salida honrosa a un problema creado de la manera más tonta posible.

Ivanchuk not penalized (Chessvibes.com)

Lo bueno: que Ivanchuk podrá seguir jugando los próximos dos años :D

Lo malo: que a la FIDE le va a caer en el futuro un buen rapapolvo del COI porque no creo que nunca sean capaces de hacer un antidopaje en condiciones.

Lo que apesta: si no estuviéramos hablando de un top-10, la sanción habría sido firme.

Lo más divertido: el siguiente comentario a la noticia de un lector de Chessvibes.com:

In chess, cheating occurs via unauthorized use of computer assistance not via drugs. That is why doping controls in chess are so effective. If the player can pee he is clean, if he can’t pee, he probably went to often to the toilet to check his Pocket Fritz or to connect to the outside world via hidden cables. No laboratory analysis needed. Results and verdicts can be given within half an hour!