Archivo por meses: marzo 2013

Haz que tu hijo sea más listo: que juegue al ajedrez

Confieso que he buscado la polémica fácil con el título de la entrada 😉 Los que seguís este blog habitualmente ya conocéis mi opinión sobre el tema. El ajedrez es sólo una actividad más que reune una serie de características basadas en la concentración, reflexión, atención, capacidad de razonamiento lógico o toma de decisiones; cualquier otra actividad con características similares provocaría los efectos que habitualmente los fanáticos del ajedrez le atribuimos a nuestra actividad y con la queremos justificar su introducción en las programaciones escolares.

No obstante, con esta entrada quiero facilitaros dos enlaces sobre la temática. Tienen la particularidad de que han sido escritos casi de manera familiar, porque sus autores resultan ser marido y mujer además de padres de una niña a la que parece que le gusta el ajedrez.

El primero es “Diez razones por las que el ajedrez es bueno para tu cerebro” y está escrito por Federico Marín Bellón (@FedericoMarin en Twitter) que elabora el excelente blog Jugar con cabeza en ABC, sobre ajedrez y póquer. No es sólo blablabla sino que ofrece 10 razones que avala con estudios académicos, de ahí su interés.

El segundo es “¿Quieres que tu hijo sea listo? Apúntale a ajedrez” (título absolutamente radical y militante en el que me he inspirado para esta entrada), publicado en el blog EntreMadres, una de cuyas autoras es Cruz, mujer de Federico Marín a quién realiza una entrevista que resulta  un complemento perfecto a la primera entrada por ser la experiencia de primera mano de los autores (lo que los ingleses denominan ate your own dog food).

Simplemente por el hecho de alejarse de los típicos y tópicos informes de organismos ajedrecísticos presentados a organizaciones con competencia sobre los modelos educativos ya merece la pena destinar unos minutos a su detenida lectura.

Mucha suerte a Federico y Cruz en su aventura ajedrecista. No sé si conseguirán que Olivia sea más lista, pero sí le habrán regalado a su hija una actividad que a lo largo de su vida le reportará amistades, experiencias y muchos buenos ratos 🙂