Archivo por meses: Noviembre 2012

Jaque Mate al TDAH

En marzo de este año 2012 el Parlamento Europeo emitió una declaración apoyando la introducción del programa “Ajedrez en la Escuela” en los sistemas educativos de los países miembros y pidiendo a la Comisión Europea que asegurara la financiación permanente y las medidas que fueran necesarias para esta introducción.

Las razones que se esgrimieron fueron de dos tipos:

  • Accesibilidad: al ser el ajedrez accesible para los niños de cualquier grupo social, podría mejorar la cohesión social contribuyendo a objetivos políticos tales como la integración social, la lucha contra la discriminación, la reducción de tasas de delincuencia y la lucha contra las diferentes adicciones.
  • Efectos positivos: independientemente de la edad del niño, contribuye a la concentración, paciencia, persistencia; ayuda a desarrollar cretividad, intuición, memoria y competencias analíticas y de toma de decisiones; además de formar en valores como determinación, motivación y deportividad.

El proyecto “Ajedrez en la Escuela” es impulsado desde la European Chess Union (ECU), aunque la FIDE también tenga su Comisión para el asunto. Supongo que relacionado con que el presidente de la ECU, SIlvio Danailov, sea búlgaro, el proyecto ya ha sido puesto en práctica este curso en la ciudad búlgara de Slivnitsa.

Sin embargo, soy bastante escéptico respecto a que este programa vaya mucho más allá de implantaciones anecdóticas como la de Slivnitsa, a pesar del respaldo ofrecido por el Parlamento Europeo. Sin duda, las restricciones presupuestarias que sufren en mayor o menor medida todos los sectores públicos de los países europeos, afectarán a ésta y otras iniciativas de caracter educativo que no contarán con financiación suficiente ante la cantidad de alternativas que tendrán carácter prioritario. Si eres monitor de ajedrez y contabas con un futuro profesional gracias al proyecto “Ajedrez en la Escuela”, me temo que tendrás que poner en marcha el plan B.

Posiblemente, también haya que ser en parte escéptico con las razones que justificaban el proyecto. No realmente porque no sean ciertas, posiblemente lo sean, sino porque esas razones pudieran ser atribuibles a otras muchas actividades de caracter reflexivo, a pesar de que el ajedrez debería partir con cierta ventaja gracias a su imagen de actividad positiva.

Sin embargo, aunque a nivel de iniciativa pública no debamos tener muchas esperanzas, existe cierto número de iniciativas que a nivel privado han tratado de plasmar estos benéficos aspectos del ajedrez. Una de ellas es la promovida desde el club madrileño de ajedrez 64 Villalba y tiene como finalidad aplicar el ajedrez como herramienta social de mejora sobre personas con TDAH. El Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual que se caracteriza por distracción grave frecuente, escasa capacidad de atención y actuación impulsiva y que afecta a cerca de un 10% de población infantil y juvenil, fundamentalmente varones (¡gracias Wikipedia!).

Si habéis leído con atención los síntomas anteriores, cuadran bastante bien con la declaración del Parlamento Europeo. Y si alguna vez habéis jugado al ajedrez (y supongo que es así, si estás leyendo esta web) seguro que estáis conformes con las premisas en que se basa el proyecto. De nuevo insisto, seguramente estas bondades se podrían lograr también con otras actividades reflexivas pero en esta web hablamos de ajedrez ¿no?.

Por supuesto, el proyecto no es sólo desarrollado desde el club 64 Villalba sino que cuenta con colaboraciones médicas y tiene ya una primera fase experimental que esperamos que pueda ser publicada e indexada pronto en las revistas académicas para dar un nuevo impulso al proyecto. Mientras tanto, si quereis saber más sobre el proyecto, podéis consultas tanto la web de Jaque Mate al TDAH como una crónica sobre las Jornadas Jaque Mate al TDAH celebradas en Navacerrada (9-11 de Noviembre). Los más aversos a la lectura, también disponéis de un breve vídeo de las Noticias de Antena 3 TV.

Damas: game over – ¿Ajedrez?

El juego de las damas fue matemáticamente solucionado en 2007 y la explicación publicada en la revista Science. Desde entonces, el mejor resultado posible en una partida perfecta de damas es de tablas, como cualquiera puede comprobar. El proceso de resolución duró 18 años y se ejecutó en base al programa Chinook, desarrollado por el departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Alberta (Canadá).

damas ajedrez ¿game over?Si revisamos la entrada de Wikipedia acerca del programa programa Chinook observaremos que el procedimiento es similar al que se sigue para los finales de ajedrez: elaboración de tablas de posiciones. Y el problema social fue más o menos similar, con jugadores humanos intentando luchar hasta el final. La diferencia, Chinook llegó a ser el ente Campeón del Mundo de Damas en 1994, pues el campeón humano primero renunció al título en protesta por la participación de un programa en un campeonato mundial, y luego aceptó participar en un nuevo formato que reunía a humanos y máquinas. En un primer match retuvo el título, luego lo perdió en la revancha y desde entonces ningún humano volvió a recuperarlo. Con toda seguridad, esta secuencia correría paralela a lo que podría haber sucedido en ajedrez con una década de adelanto.

Evidentemente, a pesar de jugarse en el mismo tablero el juego de damas es mucho más sencillo que el ajedrez: las 16 fichas de las damas comparten todas los mismos movimientos lo que reduce sustancialmente el número de jugadas posibles. Sin embargo, vemos que el crecimiento de Chinook corrió paralelo a la evolución de los computadores, simplemente será cuestión de tiempo que la capacidad de estos de lugar un día a un artículo en Science contando el final del ajedrez.

Supongo que eso no hará que los humanos dejemos de jugar al ajedrez, igual que seguimos corriendo a pesar de que los coches son más rápidos. Pero el mayor peligro para el ajedrez viene de los propios humanos. Actualmente cualquier smartphone puede ejecutar software que juega con nivel de GM, como p.e. Stockfish, y las acusaciones de trampas basadas en este tipo de dispositivos empiezan a aparecer con frecuencia. Podemos y debemos suponer que por cada sospecha de trampa que aparece en los medios, se han dado muchos más casos que no han salido a la luz porque nadie ha sospechado siquiera. El software está al alcance de cualquiera, el hardware lo llevamos permanentemente en el bolsillo y las Leyes del Ajedrez y las medidas de los organizadores parecen ir por detrás. Por tanto, sólo hacen falta jugadores sin escrúpulos dispuestos a usar este doping electrónico.

El final del ajedrez no vendrá de ningún investigador que le encuentre solución y permita cumplir el deseo de Steinitz de darle a Dios peón y salida de ventaja. El final del ajedrez de competición clásico puede venir de nuestros propios bolsillos.