Archivo por meses: abril 2011

Ajedrez en la nube

Hace casi un par de años escribí una entrada titulada No hay ajedrez en “la nube” en la que reflexionaba sobre la escasa adaptación del mundo ajedrecero a lo que por aquel entonces era la más novedosa tendencia en el mundo de la informática.

Muchas cosas han cambiado desde entonces. Multitud de aplicaciones en nuestros ordenadores se ejecutan realmente en un servidor (normalmente a través de un navegador) y es algo común que llevemos en un bolsillo un smartphone (Android, Blackberry, iPhone …). El mundo del ajedrez también parece haberse puesto algo las pilas en el tema subiéndose al carro de lo que es la introducción al consumo generalizado de este tipo de aplicaciones con la llegada del iPad.

El puesto de pionero le corresponde a ChessBase con su aplicación ChessBase Online for iPhone/iPad. Parece ser una aplicación que permite conectarse desde un iPhone o iPad a una base de datos online con más de cuatro millones y medio de partidas y que se actualizará constantemente.

No es un secreto para los lectores de esta web que no me gusta la empresa ChessBase y su filosofía. Buen software pero totalmente cerrado y con un terrorífico formato de ficheros que encarcela tus datos … salvo que los exportes con su propio software (nula interoperabilidad de salida de datos). Ninguna filosofía “abierta”, con antecedentes casi similares a los del equipo de programación de Rybka (eso lo dejo para otro día ;-) ). Como no puede ser de otra manera, iOS es la plataforma ideal para este tipo de filosofías ¿Para qué experimentar con el futuro que representa HTML5 y la ejecución de aplicaciones desde un navegador estándar (y por tanto, en cualquier plataforma) pudiendo tener la jaula dorada del campo de distorsión de la realidad de Apple? :D

Bienvenida sea, no obstante, la aplicación porque supone un nuevo paso en ese camino que los ajedrecistas siempre recorremos tarde y mal en el mundo digital. Ahora, a esperar a ver si se desarrollan alternativas …

Cervechess o cómo denigrar el ajedrez

Sé que esta entrada no me va a traer las simpatías de muchas personas. Estamos muy habituados a reir ciertas gracias sin reparar en el daño que se puede hacer a la imagen del ajedrez (o de un club, o de una federación … o de una universidad). No obstante, en muchas ocasiones, no procede hacer muchos comentarios más allá de los que se hagan en privado. Realmente, lo que cada cual haga con su tiempo libre es asunto propio (y de su propia imagen). Lo políticamente correcto suele ser posicionarse en un “mientras llegue a jugar …”.

Y de ahí no vamos a pasar. En esta ocasión es un evento el que sí que ha pasado esa línea de lo que debería ser aceptable. Cervechess es un torneo abierto a seis ronda, que parece que va por su segunda edición y que se celebra en Granada en un local conocido como “Bar O do Pulpo”. Las reglas del torneo, tienen un cierto toque festivo, y son las de un torneo de ajedrez normal en el que durante la partida cada jugador se debe beber un tubo de cerveza con alcohol (así se detalla en las reglas del torneo, punto 7.A) antes de entregar el resultado para que compute la victoria o no ser descalificado del torneo. Por supuesto, todo adornado con cláusulas de cumplimiento de la legislación (se exige ser mayor de edad) y de evacuación de responsabilidades (los participantes eximen a la Organización de las consecuencias derivadas del torneo).

Hasta aquí todo más o menos “normal”. Y digo normal, porque cada cual es dueño de sus actos, y si quiere en solitario o con sus amigos ir a practicar la actividad más estrambótica que se le ocurra está en su más absoluto derecho. Ahora empezamos con la parte más “anormal”.

Cervechess está organizado por el evidente interesado hostelero “Bar O Do Pulpo” que cuenta con la inestimable colaboración para tal evento de la Delegación Granadina de Ajedrez (Circular 6-2011). Ignoro cual es el grado de colaboración: quizá se limitan a la difusión del evento en su web, quizá hacen cesión de material de juego, quizá la Junta Directiva se dedica a servir cervezas … no sé. Lo que sí sé, más que nada porque sé leer, es que la Delegación Granadina de Ajedrez es colaborador necesario (y parece que gustoso) del evento.

Lo que sí sé, es que la Delegación Granadina de Ajedrez, como todas las delegaciones federativas provinciales, representa a la Federación Andaluza de Ajedrez en sus funciones en la provincia de Granada. Como todos sabemos, una federación deportiva es el ente representativo del deporte organizado en un territorio. Dicho más claramente: una federación nacional, una federación autonómica o una delegación territorial según la estructura del deporte español son los máximos representantes del deporte.

Ignoro también, cuantas personas habrá en Granada que se dediquen a perder su tiempo libre en promocionar el ajedrez (seguro que bastantes), ignoro lo que les parecerá el evento. Ignoro también la edad física de los federativos granadinos, la mental parece ser la de un yogurín que se vaya de botellón. Lo que no puedo ignorar, es que ligar una actividad deportiva y consumo de alcohol es algo que no suele ser excesivamente bien visto, no ignoro tampoco que luego nos quejamos de los poco considerado que está el ajedrez en algunos estamentos de las Administraciones o de lo mucho que pasan de él los potenciales patrocinadores o lo que cuesta introducirlo en los colegios.

El problema de Cervechess no es que haya jugadores participando en él ni un hostelero interesado, eso entra dentro de la libertad individual que no le voy a negar a nadie. El problema (o el esperpento) es que haya toda una delegación provincial colaborando en su organización. Todo un organismo representante de un deporte ligando la práctica de su deporte al consumo del alcohol.

Hay cosas peores que un presidente FIDE que afirme haber sido abducido por extraterrestres o un GM llegue borracho a jugar y se duerma durante la partida. Esa personas pillan lejos del ámbito local, estos inmaduros y ocurrentes granadinos están en un nivel más cercano y nos tocan mucho más de cerca, y no sólo a los granadinos.