Archivo por meses: abril 2007

Pagar derechos de autor por seguir partidas

Tscheeeeeee, pero que no se entere la SGAE ni Alí-Babá y los 40 ladrones (es que hay que subir el GoogleRank de cierta sociedad de autores ;-)).

Es una propuesta del GM Oleg Korneev en AjedrezND cuando comenta sus impresiones sobre el Campeonato Europeo de Dresden 2007:

El ajedrez ha perdido interés y apoyo de los poderosos, pero ha llegado el Internet! Creo que una revolución económica en el Ajedrez profesional podría hacer una cosa tan simple como reconocer los derechos del autor de los jugadores a sus obras, es decir sus partidas.

Como funciona eso? Pues fácil. La premisa es, si hay interés, habrá dinero. No hay patrocinadores? Bien, espectadores tendrán que pagar. Las paginas de Internet para ver las partidas deberán ser de pago en todo caso. No mucho. Por ejemplo, acceso Internet a una ronda de Olimpiada – 3 Euros. Un bono para 15 rondas – 25 Euros (es menos de lo que cobraban a un espectador por una ronda en Dresden!). Magistral Casino Barcelona. Una ronda – 1,5 Euros, un bono de 9 rondas – 10 Euros. 10.000 entradas – 100.000 Euros

Y creo que habrá mucho mas entradas. Por supuesto el sistema de pago debe ser muy fácil y seguro.

Espero que no habrá una falta de compresión entre los aficionados del ajedrez y los jugadores profesionales. Señores, a Ustedes les gusta mirar bonitas partidas del alto nivel? Perfecto! Y a los jugadores les gusta comer y tener condiciones económicas adecuadas para crear esas partidas.

El dinero de las entradas del Internet debe ser compartido por partes razonables entre los jugadores y organizadores (quienes llegan a los acuerdos con técnicos de Internet, propietarios de la sala, árbitros…). El primer paso – todos los visores de torneos deben ser de pago. Los derechos del autor hay que respetar rigurosamente. Simultáneamente resolvemos un montón de otros problemas. Por ejemplo el tema de partidas amañadas o tablas “entre GMs” va a perder su actualidad, porque simplemente un organizador va a impedir que los jugadores con esa fama participen en sus torneos para no bajar el numero de espectadores. Y les aseguro que en ese caso los jugadores van a cambiar sus hábitos.

Va a subir el número de jugadores creativos, valientes, que hacen con sus jugadas a disfrutar a los aficionados. En final vamos a ganar todos! Y los cuyo labor principal es a crear las partidas y los que disfrutan del ajedrez viéndolas. (Texto íntegro en AjedrezND)

Tal como está el mundo de los derechos de autor ya no me sorprende nada y también es posible que tenga su lógica desde el punto de vista del jugador. Ignoro si con el tiempo se pedirá un canon por juego de tablero y piezas ya que en él se podrían reproducir partidas sin pagar ;) (seguro que en cuanto la SGAE se entere, no tardará mucho), amén de pedir el correspondiente pedazo de la tarta por venta en instrumentos malignos como ordenadores, pdas, etc. También me interesaría bastante la cuestión de si cuando se hagan tablas de esas en pocas jugadas se le devolvería el dinero al espectador, o si incluso se podría establecer una cuota premium para el seguimiento de los apuros de tiempo, que es lo que a casi todo el mundo le interesa ;) ¿Y que pasaría con el derecho de cita? ¿Se podrían publicar esas partidas en diferido? ¿Incluso en periódicos? ¿Y si no es así constituiría una posición y su desenlace un sujeto del derecho de cita?

Personalmente, me parece una idea descabellada, aunque daría para escribir mucho sobre ella. A poco que reflexionemos sobre ella veremos que en parte el modelo se ha implementado ya en las retransmisiones realizadas por ICC, aunque el precio no es por partida ni por torneo sino que se incluye junto con el resto de servicios que reciben los socios. Y desde luego los jugadores no exigen cobro de derechos de autor.

Creo que esta idea, si algún lejano día se llevara a cabo, repetiría el error de caducos modelos de negocio de distribución musical que todos conocemos. ¿y quién sería el primero en ponerle el cascabel al gato?

Vive 100 años jugando al ajedrez … y gana 25.000 libras

Que es lo que le ha pasado a un anciano británico, hace 10 años se jugó con una casa de apuestas 150 libras a que no llegaría a los 100 años. Estos días ha ido a cobrar su premio.
Según el anciano, la clave de su longevidad ha residido en jugar al ajedrez. No sé yo si la Seguridad Social recomendará el tratamiento … ;-)

REUTERS / ELPAIS.com – Londres / Madrid – 24/04/2007

Alec Holden ha celebrado hoy su cumpleaños de una forma muy especial. Para empezar, no era un aniversario normal: cumplía 100 años, lo que ya de por sí no está nada mal. Pero es que además se ha embolsado un generoso regalo, 25.000 libras esterlinas (casi 37.000 euros) merced a una curiosa apuesta que se remonta una década atrás.

Por entonces, este ciudadano de Epsom, una localidad británica al suroeste de Londres, tenía, claro, 90 años. Corría el año 1997, y a una casa de apuestas se le ocurrió que el anciano probablemente no viviría para ver cambiar el milenio. Holden apostó a que sí. Quedaron en verse (o no) diez años después, con un trato cerrado entre medias: Holden puso sobre la mesa 100 libras (unos 150 euros) que perdería de morir antes de cumplir 100 años. William Hill, que así se llama la casa de apuestas, prometió pagarle 250 veces más, es decir, 25.000 libras, si vivía para contar la pasta.

“Cuando empezamos a aceptar ese tipo de apuestas, 100 años parecía un marca mítica, así que estábamos dispuestos a ofrecer tratos muy ventajosos”, explica Rupert Adams, de William Hill. “Pero estos apostantes nos están empezando a costar una fortuna”, ha añadido.

Alec Holden, ingeniero retirado, ha dicho que vive a base de una dieta de gachas de cereales y jugando al ajedrez. Ésa es, según ha afirmado, la clave de su longevidad… además de acordarse de seguir respirando. “En los últimos meses he tenido mucho cuidado con lo que hacía. Si veía por la calle un grupo de tipos encapuchados de William Hill, me cambiaba de acera”, ha añadido irónicamente en declaraciones al diario británico Daily Telegraph.

Ajedrez en la libreria Santa Teresa

Hace muchos años (y ya va camino de muchos muchos :(), cuando no existía Internet y para comprar libros de ajedrez fuera de Asturias la única opción era recurrir a algún catálogo de una revista, muchos acudíamos a la Librería Santa Teresa de Oviedo en la calle Pelayo, casi paralela a Uría. De aquella pocos libros había, la eterna colección de Escaques (ese Pachman …) y empezaba a iniciar sus andanzas la colección Ricardo Aguilera. Era la librería donde había que acudir a comprar el libro deseado, y deseando aún más que lo tuvieran en stock.
Tiempo después empezaron a proliferar las ofertas en distintas revistas, nuevas tiendas en España y nuevas y distintas editoriales, creo que principalmente gracias al boom de Internet. Hasta el momento actual en que hasta en Asturias tenemos una editorial con ese corresponsal que todos conocemos que se ocupa de distribuir los libros ;)
Pero retomando el tema inicial, recuerdo que una de las últimas veces que acudí allí comprar libros (ya hace también bastantes años) parece que estaban entendiéndose bastante del mercado del ajedrez, posiblemente tuviera muy poca salida. Así que no dejó de sorprenderme cuando ayer, pasando delante de la librería Santa Teresa, descubrí uno de sus escaparates dedicado en exclusiva a literatura ajedrecista. Pocas librerías se arriesgarán a dedicar parte del espacio de sus escaparates al ajedrez, cuando muchas de ellas ni dedican parte de sus estanterías :(