Archivo por meses: abril 2002

II Nacional por Equipos Conceyo de Carballo

Campeones en el II Torneo Nacional de Carballo, sobreviendo en condiciones adversas a el ambiente lúdico-festivo de la villa gallega. Jugaron Alberto Andrés, Tomatillo, Ivanag y Mario que derrotaron en la final al Grupo 64 por un contundente 7 a 1 en los dos encuentros. Previamente, en semifinales se impusieron por mejor desempate (2 a 2, abandonando Tomatillo en posición de tablas por el enfado que le había causado dejarse pieza) al CTD Naranco. Igualmente, en la fase regular (suizo) se obtuvo el primer puesto. Y eso por lo que respecta al ajedrez.

Por lo demás, fenomenal estancia en Carballo y espléndida acogida del equipo anfitrión del Xiria-Placasa y de los “alma-mater” del torneo Alberto Muñiz, Daniel Llamas y Gervasio Varela que a buen seguro ya están trabajando en la tercera edición de este torneo para lo que les deseamos lo mejor. Y si alguien quiere enterarse del resto de cosas que pasaron por el torneo … pues puede colaborar aquí y aportar su historia. Quizá se vea acompañada de foto …

ACTUALIZADO 3 de Mayo a las 18:30 (Última actualización, ahora que sigan los lectores si quieren)

Todo comenzó una plácida noche de abril cerca de las dos de la mañana cuando un grupo de ajedrecistas asturianos entran en Carballo. Realmente ya había comenzado antes, en Villalba (Lugo) cuando durante la cena estos mismos ajedrecistas descubrieron el Mesón Do Campo y su camarera que hizo que la cena fuera más suculenta de lo previsto para algunos. Y también descubrieron nuevos grandes éxitos musicales como “Barrilillo” o deliciosos postres como las “tejas”. Pero esto es otra historia (que seguro que hay quién la cuente) Estos elementos hacen su entrada en Carballo a dónde llegan sin perderse, todo sea dicho, gracias a la pericia de su hábil piloto que además consigue hacer los últimos kilómetros bastante escaso de gasolina. Afortunadamente, los pasajeros confiaban en él. Allí los espera el “alma mater” del torneo, Alberto Muñiz (alias el Asdracles), acompañado de los árbitros y director Gervasio Varela y Daniel Llamas (alias el Kaiser y el Leinad, respectivamente). Y ya antes de entrar en el hotel, tres alcohólicos que se bajan del coche directos al bar más cutre del pueblo. A los pocos minutos hace su entrada (estos sí que se habían perdido) la expedición del Oviedo93. Ya estamos todos y listos para salir.

Excursión a los garitos anteriormente conocidos como John Ross y Extreme (con semejantes visitas deberían cambiarles el nombre para que no los reconocieran) donde fueron tomadas las siguientes fotos. Obsérvese la cara de atención que tienen algunos ajedrecistas y lo interesante de los comentarios que parecen realizar. Pregunta: ¿Qué observan con tanta atención? ¿Analizan una partida? ¿Juegan rápidas a la ciega? La solución en la próxima conexión. Mientras tanto, se admiten aportaciones para esta crónica y, por supuesto, fotos impresentables que se pueden enviar por .

Respuesta: esto es lo que miraban los ajedrecistas, las gogós del Extreme. No vamos a añadir ningún comentario sobre quienes fueron los máximos “babeadores” ni sobre cual de ellos arrebató la cámara y se puso a sacar fotos … sin flash, si quiere que salga a la palestra y lo confiese públicamente. Después de esto pues era evidente que nadie se quería mover del Extreme. Al menos no hasta que cerraron. Y fue entonces cuando contemplamos una escena surrealista: las dos gogós abandonando el bar con una maleta con ruedas (modelo aeropuerto) en la que se supone que llevaban las dos tiras de tela que vestían, imaginamos que con una percha cada una para que no se arrugaran porque sino a ver para que querían esa maleta.

¿Hab?a acabado hay todo? ¿Se termina la vida nocturna en Carballo a las 5 de la mañana? Pues no, porque para eso aparece la cutrediscoteca Princesa muy cercana al hotel y con hora de apertura a las 5. Nada más llegar nuestros oídos detectan una grave disfunción: el sitio suena a hueco. Entramos, y efectivamente, está vacio. Nada extraño, viendo que el local tenia una pinta de discoteca setentera que asustaba. La típica bolita de espejos en el techo, humo (caducado) para ambientar, un piano rojo en medio y un equipo de sonido previo al que el hi-fi le sonaba a ciencia-ficción. Así que lo más impresentable se quedo allí intentando ganar el nocturno a cualquier precio (incluso el de su dignidad, lo que les costó la expulsión del torneo nocturno) y los “perros ovejeros” siguieron actuando. Los demás nos fuimos a desayunar y a dormir esperando que por la mañana ninguno de ellos la hubiera armado. Los Perros Ovejeros

Sábado por la mañana. Día de comienzo del torneo y para los madrugadores una recepción al mediodía en el Ayuntamiento. El alcalde un brasas de cuidado, entregó a cada uno de los cinco equipos un obsequio y con cada uno se lucía soltando un discurso sobre algo relacionado con la ciudad y su fútbol, eso sí, de ajedrez no mucho: “¿Por qué lo de Grupo64, por el año de fundación?”. A su lado, un concejal de deportes autista. El Ayuntamiento Y de ahí a comer, no sin antes tomar algo, y luego a jugar.

Podríamos poner fotos de la sala de juego, partidas comentadas, hablar del nivel de los participantes, pero para que. Quién esté leyendo esto no se espera encontrar ese tipo de cosas. Así que vamos a la anécdota del día: la fotografa de “La Voz de Galicia” que pierde las llaves del coche en la sala de juego, captada in fraganti en el momento de darse cuenta y llevarse la mano a la cabeza. ¿Donde están las llaves matarile rile rile?

Y acabando el primer día de torneo (diurno) una cena cortesía de la organización caracterizada por la abundancia de marisco. Aprovechamos la cena para mostrar una imagen que definitivamente acabará con la idea del contubernio: naranquina estrangulada por universitario ante la indiferencia de grupista. La prueba Y una foto de la primera víctima de la cena, MASN, antes de acabar, atendida por el Rey del Nocturno que parece que aún tiene que dedicarle más trabajo a sus pupilos sino quiere que acaben como él. La víctima Haberlas, haylas

Comienza la noche, y vemos a los dos alma mater del torneo conjurando a las meigas y gafes de todo tipo para que no pase nada ni en la noche ni en el torneo y se pueda llegar a una tercera edición. Y para que nadie tenga una mala opinión de nosotros, aquí tenemos una foto con todos bueninos y cara de no haber roto un plato, esta pa los abogados. ¿Hemos sido nosotros? Como contrapunto … la foto que todo el mundo espera, captada en el momento preciso, a la salida del Keops (lugar de triste recuerdo ya el año anterior aunque sólo fuera por las camisetas). Había que estar allí para inmortalizar el “tropezón” (que por otro lado se veía venir) entre el director del torneo y “lo peor” del torneo. Quién va a ser ...

Después de esto ya ¿qué nos queda? ¿Volver a Princesa y ver como a Simpa le crece la vegetación en la cabeza mientras vegeta cacharro en mano? Vegetando ¿Irnos a dormir pensando que ya conocíamos a quién la había armado y qué no podía ser peor? Pues eso hicimos … craso error.

Pregunta para la próxima conexión: ¿Qué ha armado el interfecto que aparece en la foto “recogido” por sus compañeros de club la mañana del domingo? ¡¡¡Arto a la Guardia Sivir!!! Parecería increible … de no ser porque sabemos que esta se superará. El Sr. O’Mais abandonó el sábado a altas horas de la madrugada la discoteca Princesa rumbo al hotel. A la puerta del hotel descubrió que no recordaba cual era el número de la habitación así que se puso a llamar a todo su equipo que dormía plácidamente (y con los móviles apagados sabiendo la que hay). Sólo una gañana le cogió el teléfono y se limitó a decirle que la 202 sin bajar ni nada. Así que MonoMariov entra en el hotel y se dirige a la 202 dónde aporrea la puerta con gritos de “Tomatillo, gay, ábreme” … pero no es Tomatillo quién le abre … sinó un argentino con perilla. No, no le dice que pase sino que se asusta. Ambos bajan a recepción (no sabemos exactamente como bajan) y allí la recepcionista ante semejante escena decide llamar a la Guardia Civil, mientras Mario llora arrepentido de rodillas tratando de explicar el error. Claro, que dándose cuenta de que si el fuera “Benemérito” no se creería tal historia pues decide dejar las lágrimas para otro momento y salir corriendo rumbo a cualquier sitio. Y resulta que por accidente, sobre las primeras horas de la mañana pasa de nuevo delante del mismo hotel … donde el argentino se encuentra con sus maletas esperando un autobús, y de nuevo Mario que echa a correr ante el grito cachondo de la recepcionista de “Espera que llamo a la Guardia Civil”.

¿Increible? Pero cierto ¿Insuperable? Hasta la próxima … nunca digas insuperable Y así llegamos al día siguiente donde por la mañana nos enteramos de toda la historia, recuperamos a Monomariov y nos fuimos a jugar y ganar el torneo. Y unas fotos para terminar esta crónica, hasta que alguien se dedique a aportar algo nuevo (de palabra o imagen). La primera, un acertijo ¿Quién de estos elementos la armó el sábado por la noche? ¿Quién la armó anoche? La segunda … una foto de los campeones (y el chófer) en la entrega de premios junto al “alma mater” del torneo Alberto Muñiz y un directivo de la Agrupación Xiria. ¡¡¡Campeones!!! Y la última, sin duda, del campeón del nocturno levantando la copa de La Más Gorda, sin duda merecida. ¡¡¡Monomariov Campeón!!!

Así pues, para el próximo torneo de Carballo (o la próxima vez que alguien quiera armarla allí) dejamos ya convocado el I Torneo de Imitadores de O’Mais que nos permita resolver o al menos dramatizar dudas tales como si lloraba arrodillado con los brazos juntos o en cruz, que decía, como salió corriendo, cual es su relación con el argentino, etc etc. Y por supuesto PAGAMOS POR LA CINTA DE VIDEO DE LA SEGURIDAD DEL HOTEL, no menos de lo que pagaría Bush por Bin Laden … piensatelo si la tienes.